sábado, 16 de noviembre de 2013

Los 2000 serán los tiempos de los eficaces descontroladores: los que son para otros, los que gozan haciendo lo que a otros les goza que ellos hagan; los que desconocen y se desinteresan del placer de ser yo-otros para ser nos-otros.

Del editorial de la revista Cerdos&Peces Nº 35, "El desierto son raíces", febrero de 1991.

No hay comentarios.: